fbpx

Encuentra el sistema contable que mejor se adapta a tu empresa

A la hora de embarcarte en la aventura del mundo empresarial son muchas las dudas que surgen en cuanto a la gestión y administración de la misma, y entras estas incógnitas, hay que hacer mención especial a la contabilidad.

La contabilidad es esa disciplina que se encarga de medir y analizar tanto el patrimonio como la situación financiera de una empresa, tarea que se puede llegar a convertir en un auténtico quebradero de cabeza. Por ello, con el fin de arrojar luz sobre este asunto, empezaremos por abordar cómo se ha de regularizar la contabilidad en una empresa.

En España, existe el Plan General Contable, que es un texto legal relativo a la gestión contable de las empresas españolas, es decir, una guía o manual de carácter teórico y práctico, que recoge todas las normas contables que reflejan la situación económico-financiera.

Sin embargo, hay una variante del PGC (Plan General Contable) que se adapta mejor a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que es el Plan General Contable de PYMES que se trata de un modelo más abreviado cuyo borrador simplifica los criterios de registro, valoración e información a incluir.

Entonces, una vez aclarado que hay un modelo más sencillo de elaborar con el que se puede regir una empresa, ¿cuáles son los requisitos que se deben cumplir para utilizar el PGC de PYMES? Pues son los siguientes tres, de los cuales han de cumplirse mínimo dos:

  • Que el total del activo no exceda los 4.000.000 euros.
  • Que el importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 8.000.000 euros. 
  • Que el número de empleados en el ejercicio no supere los 50. 

También hay algunas excepciones que excluyen a ciertas PYMES, que son:

  • Las que tengan valores admitidos a negociación en un estado miembro de la Unión Europea (UE).
  • Aquellas empresas que funcionen con otra moneda que no sea el euro.
  • Que formen parte de un grupo de sociedades cuya contabilidad se regula mediante cuentas anuales consolidadas.
  • Que sean empresas financieras con criterios específicos de contabilidad.

Una vez que ya hemos expuesto qué es el PGC de PYMES y qué empresas pueden regirse por él, vamos a comentar cómo se estructura y qué diferencias presenta frente al Plan General Contable.

Primera parte: Marco conceptual de la contabilidad

La única diferencia relevante en cuanto a esta primera parte es la falta de obligación de presentar el Estado de Flujos de Efectivo debido al tamaño de las empresas y el Estado de cambios de Patrimonio neto, que dejó de ser obligatorio en 2017.

Segunda parte: Normas de registro y valoración para Pequeñas y Medianas Empresas

Esta partida recoge los principios y normas de valoración contables que las empresas han de aplicar. En el caso del PGC de PYMES se puede obviar incluir cierta información, como “Instrumentos financieros compuestos” o “Pasivos por retribuciones a largo plazo al personal”, entre otros.

Tercera parte: Cuentas anuales – Normas de elaboración

El PGC de PYMES debe contener las siguientes cuentas anuales:

  1. El balance de situación: Refleja los datos acerca de los derechos y posesiones de la empresa, denominados Activos; así como sus deudas y obligaciones; o sea, Pasivos. Además, el balance de situación también registra el Patrimonio Neto de la pyme formado por los  fondos propios o fuentes de financiación no exigibles, como el capital social, las reservas y los beneficios acumulados. 
  2. La cuenta de pérdidas y ganancias: Este documento propio de las cuentas anuales recibe también el nombre de “cuenta de explotación” o “cuenta de resultados” e integra los ingresos y gastos del ejercicio contable. La diferencia entre ingresos y gastos arroja el resultado contable de cada ejercicio.
  3. La memoria: En la memoria se recopila toda la información cualitativa y cuantitativa  adicional al balance de situación y a la cuenta de pérdidas y ganancias. El contenido de la memoria se incluye atendiendo a las normas que establecen los artículos 259, 260 y 261 de la Ley de Sociedades de Capital.

Cuarta parte: Cuadro de cuentas

Se incluyen los grupos, subgrupos y cuentas necesarias para detallar las operaciones contenidas. Las cuentas se ordenan en los siguientes 7 grupos:

  • Grupo 1: Financiación Básica.
  • Grupo 2: Inmovilizado.
  • Grupo 3: Existencias.
  • Grupo 4: Acreedores y Deudores por operaciones de tráfico.
  • Grupo 5: Cuentas Financieras.
  • Grupo 6: Compras y Gastos.
  • Grupo 7: Ventas e Ingresos.

En el caso del PGC general, también se incluyen los grupos:

  • Grupo 8: Gastos imputados al patrimonio neto.
  • Grupo 9: Ingresos imputados al patrimonio neto.

Quinta parte: Definiciones y relaciones contables

Finalmente, en esta parte aparecen las definiciones de los grupos, subgrupos contables y las cuentas previstas, así como las relaciones de cargo y abono entre las mismas.

Para concluir, esta elección de modelo se mantendrá durante un mínimo de tres ejercicios de manera consecutiva, salvo que durante dicho periodo se superen dos de los requisitos anteriormente citados.Así que, si acabas de comenzar y tienes dudas sobre qué normativa contable se te aplica, asegúrate primero de cumplir los requisitos para regirte por el Plan General Contable de PYMES.

De parte del equipo de trabajo de Némica Consultores, ¡suerte y éxito!

Pedro José Navarrete Marín